Portada mujeres Generación Beat

Mujeres en la Generación Beat

Si hablamos de la Generación Beat nos vendrán a la mente, de inmediato, algunos escritores. Cassady, Burroughs, Kerouac, Corso… Pero, ¿Qué fue de las mujeres? ¿Hubo mujeres entre las filas de este movimiento literario de mediados del siglo XX?

Contexto sociocultural

La Generación Beat surge a finales de los años cuarenta en los Estados Unidos. La economía se había recuperado tras el crash del ‘29 y la clase media era mayoritaria. En 1947 comienza la Guerra Fría, lo que propiciaría un clima conservador tanto en la economía como en lo social. El reinado del consumismo originó la costumbre norteamericana de “mejorar el lugar en el que se nace, construir una casa, engordar en ella y morir”. El núcleo familiar se componía de un cabeza de familia varón, que trabajaba y llevaba el dinero a casa, algunos hijos y una mujer. Ésta última quedaba relegada, por lo general, a las tareas domésticas. Siempre bien vestidas, peinadas, cuidando de los niños y preparando la comida para cuando llegase el marido.

En este contexto, es fácil entender por qué quedan pocos testimonios sobre aquellas rebeldes de la Generación Beat. Y no es que no las hubiera. Pero sus vidas fueron trágicas. Fueron marginadas, relegadas a un segundo plano por sus propias familias, señaladas y estigmatizadas. En una conferencia, Gregory Corso fue entrevistado sobre el tema. Le preguntaron que si no hubo mujeres en su generación. Su respuesta fue aterradora:

«Hubo mujeres, estaban allí, yo las conocí, sus familias las encerraron en manicomios, se las sometía a electroshock. En los años 50 si eras hombre podías ser un rebelde, pero si eras una mujer tu familia te encerraba. Hubo casos, yo las conocí. Algún día alguien escribirá sobre ellas».

Gregory Corso


Temáticas en la literatura Beat femenina

Las mujeres de la Generación Beat se apartaban de la norma. Si bien es verdad que la cosificación de la mujer es un grave problema social, imaginémoslo en la década de 1950. A pesar de los juicios despectivos que se realizaron sobre este grupo de escritores, podía aceptarse la temática de sus escritos. Pero no ocurría lo mismo cuando quien lo escribía era una mujer. La experimentación con drogas, la libertad sexual o las reivindicaciones políticas estaban fuera de lugar en el ámbito femenino. Éste fue el principal motivo de las desgracias que sufrieron. Además, cabe destacar otros temas que manejaron, que en ocasiones, tal y tal como lo trataban, podían llegar a ser tabúes. Hablamos de asuntos como la menstruación, el proceso del parto, el ámbito doméstico o la marginación por el hecho de ser mujer.

Las mujeres en la Generación Beat

¿Qué mujeres destacaron en la Generación Beat? Deberíamos mencionarlas a todas. Lo merecen. Al menos, como curiosidad. Sin embargo, no disponemos ni del tiempo ni del espacio suficientes. A ello debemos sumarle lo que siempre digo: si queremos conocer a un autor o estilo, leamos, investiguemos. Aquí os muestro, de momento, a tres autoras representativas de la Generación Beat. Os recomiendo encarecidamente que indaguéis y descubráis un mundo que quedó enterrado por el tiempo.

Tres autoras imprescindibles de la Generación Beat

Elise Cowen (1933 – 1962)

Cowen nació en Nueva York, en el seno de una familia judía acomodada. Estudió en Barnard College. Mantuvo una relación con Allen Ginsberg en un período de ambigua heterosexualidad, hasta que éste se confesó homosexual. A pesar de ello, mantuvieron una relación de amistad que perduró en el tiempo. De hecho, en 1956, Cowen y su compañera de vida («Sheila») se mudarían a un apartamento, donde convivieron con la pareja que formaron Ginsberg y Orlovsky. En San Francisco vivió con un artista irlandés, de quien quedó embarazada, hecho que acabaría con una histerectomía. Su vida, marcada por una eterna depresión, hepatitis y psicosis, llegó a su fin en 1962. Cowen saltó al vacío desde un séptimo piso atravesando una ventana cerrada con llave. Tras su muerte, sus familiares quemaron sus escritos por aberrantes e inmorales.

Entre toda su obra, deberíamos destacar «City Lights Journal», «A Magazine of the Arts», o «Things».

Carolyn Cassady (1923 – 2013)

Es conocida principalmente por ser la esposa de Neal Cassady. Pero gracias a su faceta de escritora, Carolyn Cassady se granjeó un puesto más que merecido en el mundo del arte. Aparte de dedicarse al mundo literario, fue una gran diseñadora de teatro y pintora.

Nacida en Michigan, comenzó a estudiar arte a los nueve años de edad. Fue profesora de Bellas Artes y de Artes Escénicas en la Universidad de Denver. Neal se enamoraría rápidamente de la personalidad y la inteligencia de Carolyn, quien estaba “unos escalones” por encima de él. Ambos contrajeron matrimonio en 1948. Sin embargo sería la amante y la musa indiscutible de Jack Kerouac hasta el fallecimiento de éste (1969). En los escritos de Kerouac aparece bajo el pseudónimo de Camilla («On the Road»). Emigró a Inglaterra en 1984, y allí falleció en 2013, con 90 años de edad, en su casa. Recordemos siempre lo que dijo: «Hay que distinguir entre vida y literatura».

Entre sus obras, cabe destacar «Off the road», la otra versión de «On the road» de Kerouac. En ella relata, desde cierta distancia, las aventuras de su marido y el resto de los Beats, mientras ella cuida a sus hijos y permanece en un ámbito más doméstico. Además debemos mencionar «Heartbeat». Siempre vemos su visión de aquella generación desde un lado de la carretera.

Joan Vollmer (1923 – 1951)

Vollmer nació en Albany al amparo de una familia de clase media – alta. Estudió, al igual que Cowen, en Barnard College. En los años 40 conocería a Edie Parker y al resto de los Beat. Tuvo un hijo, fruto de su primer matrimonio, que llegaría a su fin en 1945. En ese momento tomó contacto con la benzedrina, estupefaciente al que sería adicta el resto de su vida. En 1946 inicia una larga relación con William Burroughs. Ginsberg alentó la formación de la pareja, ya que decía que Burroughs era un hombre talentoso y, Vollmer, su contrapartida femenina. Huyeron de la justicia varias veces y cambiaron de domicilio otras tantas debido a escándalos relacionados con el consumo y la posesión de drogas, así como delitos de falsificación de documentos.

Finalmente se asentaron en México, donde residieron desde 1949 hasta 1951. El final de la vida de Joan Vollmer fue terriblemente trágico. Bajo los efectos del alcohol, Burroughs intentó hacer un William Tell disparando a un vaso que Vollmer portaba en la cabeza. Falló. Ella cayó en un charco de sangre mientras el vaso rodaba por el suelo. El hijo de la pareja, de cuatro años, estuvo presente en la muerte de su madre.

Resumen
Nombre del artículo
Mujeres en la Generación Beat
Descripción
Artículo sobre las mujeres en la Generación Beat. Escritoras rebeldes, autoras malditas y grandes obras
Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *