Biografía

E influencias

Nave industrial luces silla

Biografía

R. Algaba nace en 1991 en Quintana de la Serena, un pequeño pueblo de Badajoz (Extremadura, España). Con algo menos de 12 años se aficiona a la ciencia, a la astronomía y la paleontología, sin embargo el hastío que le producen las matemáticas hará que encuentre otros caminos.

Tras una infancia algo convulsa, encuentra refugio en la música y en los libros. Comienza a trabajar poniendo copas los fines de semana en el 2007. Mientras tanto continúa estudiando y, su vinculación a grupos de rock and roll, hace que viva de primera mano ese mundo; los excesos, el alcohol y la consigna de «vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver» hacen que experimente y adquiera conciencia de situaciones inverosímiles y surrealistas.

Buscando escapar y salir de su zona de confort, en 2009 se marcha a Badajoz con algo de ropa y un puñado de billetes, pero la precaria situación económica y laboral del país le obligan a regresar a su pueblo natal. Inicia, por aburrimiento e indecisión, tres bachilleratos: primero el de Ciencias, después el de Humanidades y posteriormente el de Artes Escénicas, que estudia y concluye en Villanueva de la Serena.

En el 2012 inicia la carrera de Filosofía en Salamanca, donde asimila y estudia en profundidad (aparte del ámbito académico) los conocimientos de las grandes corrientes filosóficas de la historia, principalmente el existencialismo, el nihilismo y el marxismo.

En 2015 se instala en Villanueva de la Serena, donde reside en la actualidad. Escribe sobre lo que nadie quiere hablar, aprovechando el insomnio y los horarios tardíos, convencido de que la filosofía, la literatura y la poesía son las mejores armas de combate.

Influencias

Para entender la vida, debemos conocer de dónde venimos. Al igual pasa con la literatura: Para comprender a un autor es necesario saber en qué bares bebió.

La poesía de R. Algaba está plagada de referencias sutiles —y no tan sutiles— a otros autores, obras y sistemas de pensamiento filosófico. En cuanto a la literatura, cabe destacar el influjo principal de autores del estilo del realismo sucio, como podrían ser Charles Bukowski, Chuck Palahniuk o John Fante, así como escritores de la Generación Beat tales como William Burroughs, Allen Ginsberg, Jack Kerouac o Lawrence Ferlinghetti.

A pesar del predominante realismo, es necesario mencionar la importancia de la literatura combativa: Boris Pasternak, Ilya Ehrenburg o Nicolau Zabolotzky, al igual que no podríamos omitir a Hovik Keuchkerian.

En lo referente a las corrientes filosóficas que dirigen la obra de R. Algaba y que conforman un trasfondo unificador, aludiremos a Karl Marx, Martin Heiddeger, Eric Fromm o Slavoj Zizek.